El cultivo del cacao

Cultivar cacao no es tarea sencilla, por eso estamos trabajando con los productores de cacao para ayudarles a mejorar sus plantaciones. El 90 % de los granos de cacao del mundo se cosechan en pequeñas plantaciones familiares con menos de dos hectáreas de tierra y una cosecha promedio de tan solo entre 600 y 800 kg por año, y la gran mayoría del cacao proviene de África Occidental.

La baja productividad, los bajos ingresos de los productores y el desarrollo limitado de las comunidades agrarias han creado un ciclo que debe romperse para que el cultivo de cacao sea sostenible.

Además, el cacao es una planta delicada y sensible que requiere muchas lluvias y altas temperaturas para crecer, así como árboles tropicales que ofrezcan sombra y protección del exceso de luz y los daños causados por el viento. Debido a que las plantaciones de cacao son sensibles a este tipo de clima, solo pueden florecer en una franja angosta de países que se encuentran entre los 20 grados al norte y al sur del Ecuador.

Como uno de los productores de chocolate más grandes del mundo, nos interesa proteger estos orígenes. Esto es lo que hacemos a través de Cocoa Life, un programa activo en todos los principales orígenes del cacao, desde África hasta Asia incluyendo algunos países de Latinoamérica. Estamos comprometidos a marcar una diferencia en estas comunidades.

¿Sabías que...

  • entre cinco y seis millones de productores cultivan cacao a lo largo del cinturón ecuatorial?
A look at the cocoa growing process
  • Cultivo

    El cacao es una planta delicada y sensible. Los productores deben proteger los árboles del viento y el sol, fertilizar la tierra y estar atentos a las señales de enfermedad o aflicción. Con el cuidado adecuado, la mayoría de los árboles de cacao produce vainas para el cuarto o quinto año y puede continuar por otros 30 años.

    Una vaina típica contiene de 30 a 40 granos y cada árbol produce 30 vainas. Se requieren aproximadamente 400 granos secos para producir una libra cacao.

  • Cosecha

    La mayoría de los países tienen dos períodos pico de producción por año: una cosecha principal y una cosecha más pequeña.

    Los productores de cacao usan herramientas de acero con largos mangos para alcanzar las vainas y cortarlas sin lastimar la suave corteza del árbol. Los productores recolectan las vainas en cestas.

  • Fermentación y secado

    El procesamiento posterior a la cosecha tiene el mayor impacto en la calidad del cacao y, por consiguiente, en el sabor del cacao.

    El productor quita los granos de la vaina, los embala en cajas o los apila y luego los cubre con tapetes u hojas de banana por tres a siete días. La capa de pulpa que rodea de forma natural los granos se calienta y fermenta los granos, lo que realza el sabor del cacao. Los granos luego se secan al sol por siete días.

  • Venta, transporte y envío

    Los granos secos se embalan en sacos y el productor vende el producto en un mercado.

    El comprador transporta los sacos a una empresa exportadora donde estos se inspeccionan, colocan en bolsas de arpillera, sisal o plástico, y se transportan al depósito del exportador, donde se almacenan los granos hasta que se envían a un fabricante.

Usamos cookies para facilitarle la navegación en este sitio web. Puede leer Cómo usamos cookies y Administración de cookies para cambiar su configuración en cualquier momento desde la página Cookies.